domingo, 19 de febrero de 2012

#1 Retratos




Marta Angulo (baananapancakes). Lo que le falta de paciente le sobra de orgullosa. Aunque leal y constante podrían ser dos de sus calificativos. La llaman borde, pero no la conocen en su plenitud. Yo diría que es un carácter fuerte, al igual que su espíritu. Soñadora empedernida, cantarina y rockera. Fotógrafa de pega y amante de los detalles. Futura psicóloga y presente vida sonriente, frente a cualquier adversidad. Pasado complejo, con piedras y lágrimas insecables. Ni los buenos son tan buenos, ni los malos tan malos. Su madre le dijo una vez que somos polvo de estrellas, y se lo creyó. Su padre le cantaba Barbie Superestar. Baloncesto, Marea, Risketos, gatos, clavículas, lunares. Es Marta Angulo y quiere un gnomo viajero y un baúl con recuerdos vivientes.




Raquel Begué (sonrisagris). A Raquel le gustan las casualidades, los atardeceres naranjas, la lluvia y las estaciones de trenes. Sueña demasiado, y no podría vivir sin música. Le gusta coleccionar recuerdos (y sonrisas). Es la sonrisa de un mundo triste, y también su pequeña sonrisa de Amelie. Odia las promesas y los para siempre. Le gusta chupar el colacao que se queda pegado a la cuchara, el olor a gasolina, y los pequeños (grandes) detalles. El otoño. Guarda en un cajón un par de despedidas, y historias de esas que se leen en los libros. Debería dejar el pasado donde está, procurar no olvidarse de vivir, y cambiar la palabra imposible por improbable. Atrapada en papel fotográfico, ingeniera de universos infinitos, fan de John Boy, y a veces, me llaman Octubre, aunque ya no hable de ti.


Paula Bellido (PauPoulain). A Pau le gusta aplastar el arroz en blanco si se lo toma en plato hondo, beber el agua directamente de la botella y los dulces sólo si tienen chocolate. A Pau no le gustan las colas de rebajas, leer en la cama ni que le sirvan el café frío. Sí le gustan los niños pequeños que montan en bicicleta, ordenar sus estanterias y mirar la última frase de los libros cuando empieza a leerlos. Pau detesta que se le arruguen los dedos en la ducha y la gente que tiene una buena cámara y no le da buen uso. En cambio, Pau adora las películas en V. O. S. E, los souvenirs y los atardeceres que visten el cielo de color rojo.


Arancha Ariamsita. Aran tiene la boca pequeña, la nariz mediana y los ojos enormes. Adora teñirse de rubia. Aunque el pelo se le quede chamuscado. Es demasiado pasional. Y peliculera, claro está. Esto último siempre hace que se decepcione de los momentos y de las personas. Le da por imaginarse mil historias con él, todas con final feliz, claro. Es impulsiva, y contestaría de carácter. Aunque también simpática y muy expresiva.Es fuerte. A veces le da por pensar que es hipocondríaca.Le encanta que la besen, mejor dicho, que ÉL la bese, por todas las partes del cuerpo. Sobre todo por el cuello. Y que le hagan temblar. Que le pongan el corazón de gallina. Aunque también le encanta besar y dar mimos, aunque muchas veces no lo demuestre. Y volcar el corazón de alguien, preferiblemente el suyo. No le desagradan los regalos, aunque prefiere los pequeños detalles. Hacer fotos es una de sus pasiones. Le gusta observar a la gente e imaginarse historias con ellos y descubrir que cada persona es un mundo. Le encanta la playa y tomar el sol. Y tumbarse hasta perder la noción del tiempo. Le apasiona vivir, sentir que está viva. Y enamorarse hasta de las flores. A veces, le da por recordarlo, y no puede evitar sonreírle a la vida.




Elena Cardona (diasdceniza) Elena es pelo rubio y sonrisa enorme. Es risa absurda y contagiosa, siempre. Le gustan los cielos llenos de estrellas, el piano y el amor. Creo que aunque lo disimule es una enamorada empedernida, la pobre. El amor de padre y madre, el amor de amiga del alma y el amor de caricias y besos. Aunque el amor de su vida, indudablemente, es su perro Charlie. A Elena no le gusta cuando no quiere no quiere no quiere llorar..Y llora. Y cuando las personas le duelen, las personas no deberíamos doler. Se pone de muy mal humor cuando tiene sueño o cuando la pican demasiado. Le encanta Marina, de Zafón. Francia, el francés, París y Amélie, desde siempre. Le gusta acariciar a las personas cuando apoyan su cabeza en sus rodillas. Morderse el labio inferior cuando siente una timidez extraña. Tener ideales y demostrarlos. Le gusta releer cartas, sms, emails o postales viejas para ver la importancia que le ha dado cada persona en cada etapa de su vida. Apoyarse en el pecho de las personas por las que se siente protegida. Le gusta hacer reír a los niños pequeños, bueno, eso más que gustarle, le hace feliz. La palabra t'estimo. Le gusta volver andando a su casa sola por la noche y pensar. Elena, a grandes rasgos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada